Brote de Listeria, prevenir y reclamar

Tras haberse confirmado la salida de carne infectada con listeria al resto de España, es importante saber prevenir y en caso de estar contagiado, reclamar.

La listeria es una bacteria que tiene especial agresividad en aquellos cuyo sistema inmunológico está más débil, niños, embarazas y mayores de 50 años. El brote actual ha surgido en la carne mechada La Mechá de la empresa sevillana Magrudis SL.

Los síntomas son parecidos a los de una fuerte gripe y ya ha afectado a al menos a 71 personas, de las que 46 se encuentran ingresadas. De estos hay tres casos de embarazadas, a una se le tuvo que practicar una cesárea de urgencia y para las otras dos el desenlace fue fatal para el feto.

FACUA advierte de que la carne mechada La Mechá no sólo se viene comercializando a nivel minorista en envases de la marca, sino también al corte en pequeñas tiendas de alimentación, carnicerías, supermercados e hipermercados.

Prevención

De manera genérica se previene con las siguientes indicaciones:

  • No consumir carnes o pescados crudos
  • Cocer bien las verduras
  • Lavar las frutas
  • Tomar siempre leche pasteurizada

Denuncia

Según la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios los productores serán responsables de los daños causados por los productos que  fabriquen o importen, incluyéndose los fabricantes, proveedores, vendedores, manipuladores y demás agentes que intervienen en la cadena de suministro.

Ya esté envasado o vendido al corte, el responsable es el fabricante, aunque en primer lugar nos tengamos que remitir al distribuidor o vendedor de esta carne.

Se requerirán las siguientes pruebas;

  • el informe médico vinculando la enfermedad al producto, su tratamiento, medicinas y resguardos de todos los gastos ocasionados por el tratamiento,
  • el comprobante de compra, el cual deberá tener menos de 90 días de antigüedad.

En caso de estar afectado por la enfermedad tienes tres vías de reclamación:

Vía de consumo, tras rellenar la hoja de reclamaciones en el centro donde se adquirió el producto, se ha de continuar el procedimiento en Oficina Municipal del Consumidor de nuestra ciudad, Consejería de Sanidad o el departamento de Higiene y Seguridad Alimentaria. Suele ser muy recomendable involucrar en este proceso a alguna organización de consumidores y usuarios. Es muy importante realizar esta reclamación para poner en conocimiento de las autoridades el papel que ha desempeñado el vendedor o distribuidor del alimento.

Vía penal, mediante esta vía acudimos a los juzgados y ponemos una denuncia al fabricante aportando las pruebas mencionadas antes. En el Código Penal se recoge la adulteración de productos que pueden causar daños y se castiga con hasta 6 años de prisión.

Vía civil. En caso de no aceptarse el caso en su vía penal, siempre puedes acudir al juzgado civil, donde se realiza la demanda por los daños y perjuicios ocasionados.

El papel del seguro

Los fabricantes están respaldados por el seguro de Responsabilidad Civil y los distribuidores por la Responsabilidad Civil de Producto, ambos con los límites que estipularan a la hora de contratarlos.

Aquellos que sufran la intoxicación lo tendrán mucho más sencillo si cuentan con la cobertura de defensa jurídica que ofrecen las compañías aseguradoras, bien de manera independientes o bien dentro del seguro de hogar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro