Reputación online empresas

Aspectos clave para cuidar la reputación online de tu empresa

Erika Parlon
Erika Parlon
Erika Parlon
Erika Parlon

Es más que sabido: si nuestro negocio no tiene una página web ni presencia en las redes sociales, es como si no existiera. 

Ahora bien, no sólo es estar presentes sino que, también, debemos dar una buena imagen en el entorno digital y saber mantenerla a lo largo del tiempo. ¿Pero, cómo lo conseguimos? Básicamente, cuidando un aspecto esencial que toda empresa o marca debe tener muy en cuenta: la reputación online.

Actualmente, la mayoría de negocios son conscientes de ello. Por eso se esfuerzan, día tras día, para crear una imagen de marca branding, fuerte y positiva. Al mismo tiempo, hay un aspecto que no podemos pasar por alto. El hecho de tener presencia digital, en cierta manera, supone que también estemos más expuestos a toda una serie de riesgos y vulneraciones propias del entorno online, como son los ciberataques. Por ejemplo, en España ocurrieron un promedio de 400 incidentes de este tipo, cada día, en las empresas.

Ante esta situación disponer de un seguro de ciberriesgo, como el seguro Cyber para empresas de CLOSASEGUROS , puede ser una excelente solución para garantizar la protección necesaria e indemnizar a vuestro negocio por los daños sufridos por virus o ataques informáticos (desde malware, ingeniería social, phishing…). Más adelante, os daremos más detalles al respecto.

Volviendo de nuevo al tema de la notoriedad, cabe decir que tenemos que ser muy cuidadosos, porque pasar de una reputación online positiva a una negativa es cuestión de segundos. De repente pueden aflorar un sinfín de comentarios despectivos, por redes o foros, que pueden llegar a perjudicar seriamente el prestigio de nuestra empresa. 

En este sentido, contar con una buena estrategia nos ayudará a reconducir la situación de la mejor manera y en el menor tiempo posible para que prácticamente no nos afecte. Por ello, es importante que tengamos en cuenta los siguientes aspectos:

Ante todo, ser honestos

Si no podemos dar a un usuario lo que necesita, lo mejor es siempre decir la verdad y no hacerle perder el tiempo. De esta forma, nos mostraremos transparentes y tal y como somos. Si los usuarios sienten que somos sinceros, lo tendremos mucho más fácil para ganarnos su confianza

Responder de manera rápida y eficaz

Tanto si son valoraciones positivas como negativas, siempre debemos dar una respuesta a la mayor brevedad posible. En el caso de malas críticas, además de contestar, debemos intentar solucionar los problemas o quejas de los clientes eficazmente para que su experiencia mejore. Como, por ejemplo, ofreciendo un reembolso o reenviando un nuevo producto sin coste añadido, porque el anterior estaba defectuoso, etc. 

Intentar crear proximidad y conexión con tus clientes

Es importante que nos relacionemos con ellos de ‘tú a tú’ con naturalidad, dejando a un lado la lejanía y la frialdad. Es esencial que conversemos con nuestros seguidores, que creemos comunidad y ‘engagement’. Y, ¡con las redes sociales esto es bastante sencillo y nos dará muchos beneficios! 

Analizar la competencia

Así podremos ver cuáles son los puntos fuertes y débiles de nuestros principales competidores y controlar si responden siempre a las críticas -y en qué tono-, o  bien si no lo hacen. Siempre pueden servirnos como inspiración, sobre todo aquellos que lo están haciendo bien.

Monitorear la reputación online constantemente

Utilizar herramientas como Google Analytics o SEMRush nos permitirá mantenernos al día sobre quién habla de nosotros, dónde aparece nuestra marca, con qué términos clave nos estamos posicionando y cómo evoluciona el tráfico en nuestra web. De esta manera, sabremos qué es lo que debemos corregir para mejorar y seguir creciendo.

Por otra parte, como hemos comentado anteriormente, contar con un seguro de ciberriesgos es clave para proteger a vuestro negocio en el universo online. Generalmente, las coberturas de este tipo de pólizas suelen incluir:

  • Los costes de restauración del sistema de control de acceso al servidor.
  • Un servicio técnico (en algunos casos 24/7) para restaurar el servicio y poder acceder al servidor cuanto antes.
  • Los costes de descontaminación del malware.
  • Quedan cubiertos los perjuicios económicos causados a terceros por alteración, destrucción, pérdida o robo de información o de datos.
  • En cuanto al Reglamento General de Protección de Datos, cubre nuestra responsabilidad y el coste de defensa por investigaciones regulatorias tras una brecha de datos, incluso sanciones por incumplimiento voluntario. También, se incluyen los gastos de defensa jurídica y pago de fianzas.
  • La extorsión, en caso de que los cibercriminales secuestren nuestros sistemas o datos extorsionándonos o amenazándonos a publicar información confidencial.
  • Indemnización por la pérdida de beneficios.

Así pues, el seguro Cyber pone a vuestra disposición un producto que por un lado cubre daños propios de vuestros sistemas informáticos o datos y por otro, los daños que podáis producir a terceros. Todo ello ya sea por un error propio o por un acto mal intencionado, de empleados u otras personas. Si queréis conocer más detalles; no dudéis en poneros en contacto con los corredores de CLOSASEGUROS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Abducción extraterrestre

Abducción extraterrestre: ¿quién dijo miedo…?

Si eres un nostálgico seguidor de Fox Mulder y te espanta la posibilidad de sufrir todo tipo de pruebas por parte de unos insensibles ‘aliens’, tranquilo: el seguro contra una abducción extraterrestre está aquí para protegerte (pues sí: haberlo, haylo).

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.