Grieta en parabrisas

Así debes actuar si tienes una grieta en el parabrisas

Ante la duda sobre si reparar o cambiar la luna delantera, lo mejor es acudir a un taller especializado. No padezcas por el coste económico de la reparación, porque suele estar incluido en tu seguro de auto
Erika Parlon
Erika Parlon
Erika Parlon
Erika Parlon

¿A quién no le ha pasado alguna vez? Ir circulando tranquilamente y, de repente, escuchar el impacto de una pequeña piedra en el parabrisas. A casi todos, ¿verdad? Y lo peor es que, tras ese ruido, habitualmente acabas viendo un picotazo en tu luna delantera. Es probable que pienses que como es una pequeña fisura no irá a más. Pero, cuidado, porque, si no le pones remedio, es cuestión de tiempo que el cristal delantero se agriete más y la cosa se complique.

Tanto el parabrisas como el resto de los cristales del coche son un elemento de protección básico para el conductor y todos los ocupantes del vehículo, además de proporcionar la correcta visibilidad durante la conducción. Por eso, es fundamental cuidarlo y mantenerlo en buen estado. 

Así pues, es importante que, ante cualquier signo de deterioro, actúes lo antes posible. De lo contrario, la luna delantera podría acabar rompiéndose, incluso mientras vas conduciendo. Una situación que de todas todas debes evitar, porque pondrías en peligro tu seguridad, la de tus pasajeros y la del resto de vehículos. 

La pregunta del millón: ¿reparar o cambiar la luna delantera?

En función de la gravedad de la fisura bastará con reparar la luna delantera, aunque hay ocasiones en que sí o sí tendrás que sustituirla. En general, cuando el tamaño de la rotura sea inferior a una moneda de 2 euros y se encuentre fuera del ángulo de visión del conductor, será posible realizar una reparación del cristal. Sin embargo, si no se cumplen estos requisitos y el desperfecto está situado a menos de 6 centímetros del borde del parabrisas, será imprescindible cambiar la luna.

En cualquier caso, es importante acudir a un taller especializado para que solucionen el problema en la mayor brevedad posible. Cuando se trata de cambiar la luna delantera, para mantener la misma calidad que la original, es recomendable cerciorarse de que el nuevo cristal también está homologado. A diferencia del parabrisas, en el caso de roturas en los cristales laterales y lunas traseras, salvo excepciones muy puntuales, siempre se recomienda su sustitución completa.

A tener en cuenta en las reparaciones

Aunque la reparación del parabrisas permite conducir en condiciones normales, la luna contará con una pequeña cicatriz, a consecuencia del impacto. Para que el arreglo sea lo más eficaz posible, conviene actuar rápidamente desde que se produce el daño. En el caso de que transcurra demasiado tiempo, lo habitual es que la pequeña fractura se convierta en una grieta de mayor envergadura que obligará a sustituir la luna por completo.

Una vez reparado, vale la pena que revises que no haya quedado ninguna imperfección en la superficie de la luna. En caso contrario, cuando circules por una vía pedregosa o sufras un nuevo impacto en la luna, la fisura se podría volver a abrir, provocando incluso un desperfecto más grave. También, conviene prestar atención al modo de reparar para que el parabrisas continúe ejerciendo su papel de protección tanto frente al frío como ante los rayos del sol, evitando deslumbramientos.

Tu seguro de auto lo incluye

La mayoría de los seguros de coche incluyen la cobertura de rotura de lunas. Incluso las pólizas a terceros –las más básicas– también ofrecen contratar este extra por una pequeña cantidad adicional. Además, en la mayoría de casos, dar un parte por una luna rota no afecta a la bonificación de la prima de siniestralidad.

En general, la aseguradora te cubre la reparación, sustitución o la indemnización según el caso por la rotura de las lunas delantera y trasera, las de las puertas y otros laterales del vehículo asegurado, cuando su rotura se produzca por accidente, estando el vehículo en circulación, en reposo o durante su transporte.

¿Tienes dudas sobre las coberturas de tu seguro de auto? Lo más recomendable es que te pongas en contacto con tu mediador de confianza. Así conocerás con detalle las prestaciones y exclusiones de tu póliza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Abducción extraterrestre

Abducción extraterrestre: ¿quién dijo miedo…?

Si eres un nostálgico seguidor de Fox Mulder y te espanta la posibilidad de sufrir todo tipo de pruebas por parte de unos insensibles ‘aliens’, tranquilo: el seguro contra una abducción extraterrestre está aquí para protegerte (pues sí: haberlo, haylo).

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.