¡Aquí no hay quien duerma!

Muchos establecimientos de ocio incumplen la normativa vigente referente a ruidos y contaminación acústica, ¿podemos hacer algo al respecto?

Llega el verano, nos trae el buen tiempo y se inicia para muchos el deporte estrella: “el terraceo”. España encabeza el ranking mundial de número de bares por habitante, concretamente hay uno por cada 175 personas. El total supera la friolera de 260.000 establecimientos repartidos por el territorio. Bueno, no tan repartidos, ya que se concentran especialmente en ciertas zonas.

En todas las ciudades hay barrios y calles en las que se agrupan los locales de ocio nocturno, bares y demás servicios del sector terciario. Pasear y salir por ellos puede ser muy agradable pero seguro que más de una vez os habéis preguntado ¿quién vive ahí? Justo en ese piso encima del “Bar Manolo” o del “Rey de Copas”. ¿Duermen bien los vecinos del Raval o de la Barceloneta, los de La Latina o Chueca?

En estos meses de calor, aumenta la actividad en los bares con terraza y a eso se le suma que mucha gente deja las ventanas abiertas para que les entre un poco de fresco. Una mala combinación para el descanso. Quienes lo hayan sufrido sabrán que el no dormir bien puede conllevar graves consecuencias que afectan a nuestro rendimiento y a nuestras relaciones. Así que si te está tocando lidiar con guitarreos, cánticos y “chumba-chumba” a altas horas de la noche, deberías tomar medidas al respecto.

¿Cómo actuar ante bares y terrazas ruidosos?

  1. Intenta hablar con los dueños o encargados del bar, puede que sea una persona razonable.
  2. Si nos equivocamos con el punto anterior y la situación persiste, llama a la policía local para que interceda. Ésta deberá medir los niveles de ruido para comprobar si se está quebrantando la Ley. Es posible que el aviso haga que el bar baje sus persianas (aunque solo por esa noche).
  3. Si a la siguiente apertura persiste el ruido, vuelve a llamar y guarda todo ese registro de quejas por si más adelante hay que formalizar una denuncia.
  4. También puedes investigar un poco por tu cuenta, acudir al Ayuntamiento y pedir la información pertinente para comprobar que el establecimiento tiene todos los papeles en regla incluida una adecuada insonorización.
  5. Otro dato a tener en cuenta es el del horario de cierre nocturno, significa que a partir de dicha hora no puede haber ningún cliente dentro ni empleado trabajando, no vale eso de cerrar la persiana y seguir la fiesta.
  6. La unión hace la fuerza, así que intenta buscar apoyo en el resto de la comunidad, seguramente tengan las mismas quejas así que es un tema que se debería tratar en la Junta de la Comunidad de Propietarios. Podéis plantear una denuncia conjunta.

¿En qué casos se puede denunciar?

En 2003 se estableció en España la normativa estatal conocida como Ley del Ruido que regula las actividades comerciales, industriales o de servicio y sus instalaciones, carreteras, ferrocarriles, puertos y aeropuertos. La Ley se amplió y desarrolló más en profundidad en 2007 con la aprobación de un reglamento, incluido en el Real Decreto 1367/2007, que definía los criterios básicos a los cuales han de adaptarse las normativas locales.

El problema es que son las comunidades autónomas y los ayuntamientos los responsables de regular los ruidos dentro de su territorio. Además, también se suelen establecer periodos estivales más flexibles que permiten a algunas terrazas abrir en horario nocturno hasta las 2 o 3 de la mañana. Por eso es tan importante informarse previamente de la regulación propia de cada localidad y comprobar que el establecimiento en cuestión no está cumpliendo con la legalidad.

La medición acústica es la clave, como norma común, los decibelios máximos permitidos son 35dB durante el día y 30dB a partir de las 11 de la noche. Eso sí, para que te acepten esos resultados como prueba para interponer una denuncia, deberás realizar la medición en el interior del hogar, con puertas y ventanas cerradas. Si cumpliendo con esa condición, los decibelios recogidos siguen siendo superiores a los que permite la Ley, estás en todo tu derecho a denunciar.

Ya sabéis, a todos nos apetece disfrutar de una cerveza fresquita o un rico vermut en una terraza, pero no hace falta vociferar ni quedarse hasta las tantas armando jaleo. Debemos respetar el descanso de los vecinos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro