Courtney Love

American Express demandó a Courtney Love por morosa

Alegaba que la cantante debía 352.000 euros que gastó con su tarjeta de crédito de oro
tiemposeguro
tiemposeguro
tiemposeguro
tiemposeguro

Courtney Love, conocida por ser la cantante de la banda de rock alternativo Hole y la viuda de Kurt Cobain, líder del grupo Nirvana, fue demandada en 2009 por la entidad financiera American Express, una de las compañías más grandes del mundo, por deberle más de 352.000 euros. La reclamación alegaba que Love había “rechazado hacer los pagos” relacionados con su tarjeta de crédito Amex Gold.

Los medios de comunicación anglosajones y las principales agencias de noticias europeas se hicieron eco del suceso. Y es que todavía nos sorprendemos cada vez que oímos que una celebrity tiene deudas, como si tener fama y mucho dinero en el banco automáticamente te hiciera buen gestor. Love, en los últimos años, ha ido apareciendo más en los medios por sus problemas relacionados con el consumo de drogas y sus dificultades económicas que por su música.

Una periodista de la CBS News, Marlys Harris, fue de las pocas que puso las cartas sobre la mesa y se cuestionó ¿por qué una celebrity de este nivel no accedería a pagar la deuda? Resulta que tres días después que la demanda saliera a la luz, Courtney presentó una contrademanda diciendo que ella -como diríamos en español- ”no debe un duro”. La artista contaba que a partir de 2004 American Express comenzó a emitir un “número excesivo” de tarjetas de crédito -supuestamente 104- a su nombre, y que para ello habían usado su número de la seguridad social y otros datos personales, tal como informó la CBS. Supuestamente, toda esas altas le llegaron en forma de aluvión de cartas a su casa, que ella ni pidió ni aceptó. Por tanto, reclamó a American Express una indemnización por daños, aunque no quedaron claros ni la cantidad ni los motivos de los daños.

Según Harris, algunos asesores de consumidores afirmaron que Love fue víctima de un robo de identidad y advirtieron a todo el mundo que tuviera mucho cuidado al publicar su número de la seguridad social y otras informaciones privadas en internet. En su columna, la periodista explicaba que American Express debería haberse cuestionado cómo Corutney Love, con toda la carga de su trabajo artístico, hubiera podido tener tiempo de sentarse y rellenar 104 solicitudes de tarjeta de crédito.

La noticia solo tuvo revuelo unos pocos días en los medios anglosajones y parece que dejó de interesar, porque no hubo eco de la resolución de dicha demanda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

El geranio de Gwyneth Paltrow

Podríamos decir que Gwyneth Paltrow está on fire, y nunca mejor dicho. La actriz norteamericana ganadora de un Oscar y Directora Ejecutiva de Goop ha