Y entonces llegó ella (Along Came Polly)

2004. Estados Unidos. 87 minutos. Comedia.
Director: John Hamburg. Guión: Chutsch. Música: Theodore Shapiro. Reparto: Ben Stiller, Jennifer Aniston, Philip Seymour Hoffman, Debra Messing, Alec Baldwin, Hank Azaria, Bryan Brown, Masi Oka.

Sinopsis: Reuben Feffer (Ben Stiller), un empleado de una aseguradora que realiza análisis de riesgo de vida para seguros, se casa con Lisa, vendedora inmobiliaria (Debra Messing), quien, en su luna de miel, le engaña con un instructor de buceo francés (Hank Azaria). Angustiado, vuelve a casa donde se encuentra con que todos los que lo conocen se enteraron de lo ocurrido. En una fiesta, con un amigo suyo, encuentra a una extrovertida ex compañera de secundaria, Polly Prince (Jennifer Aniston), que vive siempre al día, asumiendo riesgos. Esto choca con la visión conservadora de Reuben, pero a la vez le atrae y acaba enamorándose de Polly. Posteriormente reaparece su mujer, que está desesperada por reanudar el matrimonio. Reuben se enfrenta a la decisión de elegir con quien comparte su vida.

Un agente de seguros convencional

Ben Stiller y Jennifer Aniston protagonizan una discreta, pero entretenida película

Discreta comedia que retrata a los agentes de seguros como manda el arquetipo superficial. Ben Stiller es el típico vendedpr de seguros fiable, conservador, calculador y poco dado a asumir riesgos. El personaje al que da vida el cómico norteamericano está hecho con grandes trazos, sin muchos detalles y resulta muy previsible. El apocado agente de seguros, engañado por su mujer durante la luna de miel, se encuentra la otra cara de la moneda. El personaje de Jennifer Aniston es todo lo contrario. No planifica, no especula y vive la vida al día.

Este choque de caracteres es la excusa central en la que se basa la película para engarzar una serie de gags discutibles, algunos con cierta gracia y otros con ninguna. El atractivo de los dos protagonistas salva la película que resulta más que previsible. La parte final, como era de esperar, aboca al agente de seguros a una decisión difícil, ya que debe decidir si continúa con su monótona vida o, por el contrario, opta por tomar el camino ‘salvaje’ de la vida e introduce un poco de incertidumbre en su existencia. El happy end viene a confirmar que la vida tiene que ser segura, pero es mejor si tiene un ligero componente de sorpresa.

El filme fue un gran éxito de taquilla, pese a que la crítica no la trató demasiado bien. “Romanticismo ramplón (…) Convencido de que si sus protagonistas funcionan, todo se aguanta, a Hamburg se le olvida que una comedia necesita de un tempo narrativo preciso”, afirmó Mirito Torreiro en El País. “El planteamiento es poco original y los gags son prolongados hasta perder su eficacia”, según Francisco Marinero en El Mundo. En cambio, Michael O´Sullivan escribió en The Washington Post que “¿es Along Came Polly una gran película? No, probablemente no, pero es una película muy entretenida.” The New York Times fue demoledor. “El espectáculo de dos estrellas maduras obligadas a humillarse en el cuarto de baño por conseguir unas míseras carcajadas es patético” aseguró Stephen Holden.

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro