Gota-fría1

¿Afectado por la gota fría? Reclama tu indemnización

El Consorcio de Compensación de Seguros da una respuesta eficaz ante estas catástrofes
tiemposeguro
tiemposeguro
tiemposeguro
tiemposeguro

Importantes destrozas en viviendas, coches, explotaciones agrícolas, comercios… Los devastadores efectos que ha provocado este pasado fin de semana, la gota fría –DANA- en el suroeste y centro del país han dejado a 30.000 damnificados en la Comunidad Valenciana y Murcia, además de Madrid, Málaga y Almería, donde las lluvias provocaron graves incidentes la semana pasada.

Tanto particulares como empresas se han visto afectados. Ante este tipo de catástrofes naturales; surgen muchos interrogantes… ¿Son consecuencia del cambio climático? ¿En los próximos años se repetirán con más frecuencia en nuestro país? Y la principal de todas: ¿quién me indemniza por los daños sufridos?

Pues si te has visto afectado, en mayor o menor medida, por este fuerte temporal de lluvias, te recomendamos que te pongas en contacto, lo antes posible con el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS).

Desde hace ya más de 50 años, en España contamos con este sistema especial para hacer frente a las catástrofes en lo que se refiere a aquellos bienes y personas que las sufrieron y que contaban previamente con un seguro.

Mediante este sistema, cada una de las primas de la mayoría de los seguros que se pagan en España incluyen un recargo. El cual se llama recargo del Consorcio de Compensación de Seguros y sí, como su nombre indica financia a esta empresa pública para que dé respuesta cuando más se necesita.

Así actúa el Consorcio de Compensación de Seguros

El CCS es una institución que dependen del Ministerio de Economía. Su financiación, como hemos comentado, la obtiene desde los recargos que se cobran sobre las primas de seguros de los clientes. Ese dinero se guarda e invierte, en espera de que se produzca la catástrofe. Cuando ésta ocurre, el sistema de seguro funciona con total normalidad, con la única diferencia que, en este caso, quien te pagará la indemnización correspondiente no es su aseguradora, sino el Consorcio.

Es un sistema perfectamente concebido y basado en la solidaridad. ¿Te has fijado que cada vez que en las noticias hablan de inundaciones de cosechas o de terremotos, casi siempre hacen referencia a  las mismas zonas de España? Esto es así, porque hay lugares de nuestro país que se inundan mucho y otros que se inundan poco, como las hay de mayor y menor actividad sismológica.

En otros países, esto supondría que los asegurados de las zonas que se inundan mucho deberían pagar primas más elevadas -ya que su riesgo es muy elevado-, mientras que los otros las pagarían muy bajas. Pero esto aquí no pasa;  debido a que cada póliza abona un recargo marcado por la legislación, se paga lo mismo en todas partes. Lo cual nos beneficia a todos. También cabe recordar que el CCS también paga por catástrofes ocasionadas, como el terrorismo.

Por todo ello, si has sufrido desperfectos a causa de la reciente gota fría y dispones de un seguro de hogar, automóvil, agrario o vida; te recomendamos que des parte al Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) para poder optar a las indemnizaciones que te correspondan. El consorcio ya ha habilitado en su web: www.consorseguros.es, un apartado para realizar las reclamaciones y cuenta con el teléfono de atención gratuito: 900.222.665.

3 respuestas

  1. Ya empieza mal el artículo al indicar en el correo desde el que he accedido a la noticia «Denunciar ante la gota fría», cuando de lo que se trata es de ‘Declarar un siniestro por los efectos de la gota fría’.

    Luego empieza con un cuento de hadas «Es un sistema perfectamente concebido y basado en la solidaridad.»

    Debe de ser que por ‘perfectamente concebido’ se entiende que las consecuencias las pagamos solidariamente independientemente del ‘esfuerzo’ que hayan hecho otros en prevenir el riesgo. Así que a nadie le importará que se construya en zonas expuestas a inundaciones, porque paga el consorcio, mientras que el consorcio tiene la obligación de asegurar.

    Por el contrario el que construye en condiciones de no tener daños por estos fenómenos, se ve obligado a pagar el mismo seguro que el otro.

    Sería más acertado calificarlo de ‘perversamente concebido’

    1. Muchas gracias por su comentario. Pero, permítanos que le hagamos algunas aclaraciones. En primer lugar en el artículo en ningún momento se utiliza la palabra denunciar, si no reclamar que es un sinónimo de pedir o solicitar, no de denunciar, no tiene nada que ver.

      En cuanto al cuento de hadas, le aclaro que el Consorcio se financia gracias a un pequeño recargo que las compañías de seguros nos hacen a todo en nuestras pólizas. Lo de solidaridad, precisamente viene de ahí, por un poco que pagamos todos, podremos estar protegido ante catástrofes naturales.

      Hoy en día estos fenómenos se está demostrando que ocurren más por el cambio climático, independientemente de donde se haya edificado. Por lo tanto, nadie está a salvo de padecerlos. De hecho, lamentablemente en unos años pueden pasar prácticamente en cualquier zona. Así que no está de más ser un poco solidario y pagar un poco de más en beneficio de todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar