5 claves para comprar seguro en Internet

tiemposeguro
tiemposeguro
tiemposeguro
tiemposeguro

Redacción
18 de diciembre de 2017

Cada día es más seguro comprar online, pero la red sigue llena de peligros

El auge del comercio electrónico es imparable. Cada día crece el número de usuarios que compran por internet, algo especialmente común en fechas cercanas a la Navidad. Al mismo tiempo, cada día es más fácil y seguro hacer compras online. Pese a ello, el mundo digital está lleno de peligros y hay una normas básicas que deben seguirse para minimizar los riesgos y estar tranquilos.

1. Comprobar que la conexión es segura
Para dificultar el acceso a nuestros datos por parte de terceros, debemos utilizar una conexión segura. Lo mejor es hacerlo desde casa o desde el trabajo, dos lugares en los que habitualmente accedemos a internet desde un entorno cerrado. Hay que evitar hacer compras desde alguna wi-fi pública o de establecimientos como bares o tiendas.

2. Comprobar que la página es segura
Hay que verificar si la página en la que estamos es segura. Para ello, vemos habitualmente en la parte izquierda de la barra de búsqueda un candado y a veces el lema ‘Es seguro’. Los candados pueden ser de varios colores y siguen el modelo semáforo. Un candado verde representa que la página es segura.

3. Verificar que el vendedor es de confianza
Que la página sea segura informáticamente no significa que el vendedor lo sea. Hay que intentar comprobar este punto, pero a veces es difícil porque el vendedor no es muy conocido y cuando crea la página muestra lo que más le conviene. Es necesario echar un vistazo general a la web para intentar descubrir incoherencias. También es interesante leer los comentarios de otros usuarios. Y por supuesto es más seguro confiar en marcas cuya reputación es buena como Amazon o similares.

4. Elegir un sistema de pago fiable
A la hora de pagar llega el momento más crítico. Elegir una forma de pago conocida nos garantiza que nuestro dinero estará a salvo si se produce algún tipo de fraude (por ejemplo, si no recibimos el producto que hemos adquirido). Una plataforma muy fiable es PayPal porque nos permite realizar la compra con garantías de seguridad y sin dar el número de tarhjeta de crédito. Por su parte, pagar con tarjeta de crédito supone tener la garantía de un seguro que va siempre asociado al pago y que significa que en caso de fraude la compañía aseguradora se hará cargo de devolver la cantidad estafada, siempre y cuando realicemos la correspondiente denuncia. Otro sistema bastante eficaz es pedirle al banco que nos haga una tarjeta con un límite bajo de crédito que utilizaremos exclusivamente para compras por Internet. Es una forma de limitar el riesgo.

5. Desconfiar de las ofertas increíbles
Es difícil encontrar gangas y cuando nos encontremos en una página con una gran cantidad de ofertas con precios exageradamente bajos debemos desconfiar. Normalmente se trata de un fraude y lo que suele esconder detrás de la oferta es una mala imitación del producto que pensamos que estamos comprando.

Te puede interesar