130.000€ por no entender la diferencia entre solicitud y contrato

El pasado 16 de agosto se publicó la noticia de que la Audiencia Provincial de Murcia había confirmado en su integridad la sentencia de un Juzgado de Primera Instancia de Cieza desestimando la demanda presentada por una mujer por una póliza que nunca llegó a formalizarse.

Supuestamente el seguro de vida individual se había suscrito en marzo de 2011 y al ocurrir la contingencia, reclamó el importe acordado a la compañía y la mediadora sin obtener respuesta. Tras lo cual procedió a denunciar a la aseguradora y la mediadora.Diferencia entre solicitud y póliza: La causa del errorUna solicitud de seguro es un documento rellenado por el usuario (por ejemplo, en la página web de la aseguradora) mediante el que solicita a la entidad aseguradora unas determinadas coberturas que aparecen descritas en dicho documento y, en consecuencia, la emisión de la correspondiente póliza.La solicitud de seguro no es vinculante para el usuario, ya que es libre de pedir otras solicitudes a distintas aseguradoras para elegir la que mejor le convenga, pero sí a la aseguradora para la cual se trata de una “propuesta de seguro” que ya no puede modificar y a la que queda obligada al menos 15 días.

Si no se formaliza en una póliza, la solicitud no tendrá valor en 15 días

Si pasados estos 15 días no se formaliza en una póliza de seguros, es papel mojado. Esta póliza de seguro es el documento que recoge el contrato firmado entre la aseguradora y el tomador del seguro, y establece los derechos y obligaciones de ambos en relación al seguro, así como las características del mismo.

El certificado y el suplemento

El certificado de seguro es el documento que se entrega al asegurado de una póliza de seguro colectiva, en ella el tomador es una persona jurídica y los asegurados, por ejemplo, una empresa y sus trabajadores. El certificado de seguro se entrega a cada asegurado y en el aparecen las coberturas de la póliza.

Un suplemento de póliza es un documento que recoge todas las modificaciones que ha solicitado el cliente desde la contratación de su seguro de vida, como una modificación de capital, una modificación de beneficiarios, etc.

El consejo profesional

Como hemos apuntado más de una vez en estos artículos, en caso de duda recomendamos acudir a profesionales que orienten y asistan para evitar situaciones desagradables como las que vivió esta mujer. Recordamos que corredores y agentes de seguros pueden orientarte sobre las opciones más adecuadas a cada situación personal y asesorar durante todo el proceso.

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro