Barton Fink

1991. Estados Unidos. 113 minutos. Drama / Terror.
Director: Joel Coen. Guión: Joel y Ethan Coen. Reparto: John Turturro, John Goodman, Judy Davis, Steve Buscemi, Francess McDormand, Michael Lerner, John Mahoney.
Productora: Circle Films.
Presupuesto: 9 millones de dólares
Recaudación: 6 millones de dólares

Sinopsis: En 1941, el escritor Barton Fink viaja a Hollywood para escribir un guión sobre el famoso luchador Wallace Berry. Una vez instalado en el Hotel Earle, Fink sufre un bloqueo mental y es incapaz de escribir. Su vecino de habitación, un alegre vendedor de seguros, intenta darle ayuda, pero una serie de circunstancias adversas hacen que el bloqueo aumente sin aparente solución.

Vendiendo tranquilidad

Barton Fink, de los hermanos Coen, otorga un papel clave a un inquietante vendedor de seguros

Brillante película de los hermanos Coen ambientada en el Hollywood de los años 40 y que obtuvo un gran éxito en el festival de Cannes, donde se adjudicó los tres premios principales (mejor película, mejor director y mejor actor). La acción empieza mostrando a Barton Fink, un joven escritor que ha tenido éxito en Nueva York y que es contratado por una productora de Hollywood para escribir un guión sobre el mundo de la lucha libre. El salario de mil dólares semanales le convence para aceptar trasladarse a California, la Meca del cine. Se instala en el Hotel Earle, cuya atmósfera gris contrasta con el sol que preside la actividad de Hollywood. Una vez en el hotel se enfrenta a un bloqueo cretivo que le impide escribir ni una línea. Traba amistad con Charlie Meadows, un jovial agente de seguros interpretado magistralmente por John Goodman. Charlie vive en el mismo hotel que Barton y se convierte en su apoyo intentando ayudarle a vencer la parálisis mental. El filme entra entonces en una deriva alocada e imprevisible y somete al espectador a una serie de inquietantes giros de guión.

El agente de seguros tiene tanto protagonismo en la película como el escritor. En una escena, Charlie da una definición certera de lo que representa el mundo de los seguros. Preguntado por Barton acerca de su profesión, el personaje interpretado por Goodman responde sin dudar. “De alguna manera se podría decir que vendo tranquilidad. Vendo seguros de casa en casa”. Y después añade: “Y soy bueno porque creo en lo que vendo. Los incendios, los robos y los siniestros no son cosas que siempre les ocurren a otros. Eso es lo que yo les digo cuando voy puerta a puerta. Si no tienes éxito como escritor, tal vez podrías intentarlo”.
La película, la cuarta en la filmografía de los hermanos Coen, sorprende constantemente y sumerge al espectador en una atmósfera intrigante en la que tienen cabida desde un asesino en serie hasta una caja de la que desconocemos el contenido, pasando por un personaje cuyo nombre está sacado de la novela ‘El espía que surgió del frío’ de John Le Carré. Otro elemento esencial en esta obra de los Coen es el espeluznante hotel, que rezuma decadencia y desasosiego. La decoración art-decó y los pálidos tonos verdes y amarillos contribuyen a crear una sensación muy realista de abandono.
El crítico Carlos Boyero la definió a la perfección cuando dijo que era una película “inquietante, sombría, alucinada y sarcástica”.

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro