Quién se queda qué después de romper. Capítulo V: Pensión de viudedad

Rompes con tu pareja y ahora sí llegan los problemas y las dudas. ¿Si estás separado puede tocarte la pensión de viudedad? ¿Cuándo? ¿Cuánto? Con la ayuda de la compañía aseguradora especialista en Defensa Jurídica, ARAG, te sacamos de dudas.

En el caso de separación o divorcio es posible cobrar pensión de viudedad. Para poder hacerlo, explica Marga Pérez, abogada de ARAG, “el cónyuge superviviente separado o divorciado no tiene que haberse casado de nuevo ni haber constituido pareja de hecho y además, ha de ser merecedor de una pensión compensatoria”.

Más de una persona beneficiaria

Si hubiera varias personas beneficiarias con derecho a pensión de viudedad, la división del dinero se haría de forma proporcional al tiempo que se ha convivido con el fallecido. En este caso, se garantiza el 40% de la pensión al cónyuge o pareja de hecho que estuviera viviendo con el difunto en el momento de morir, siempre que pueda ser legalmente beneficiaria/o de la pensión.

Divorcios antes del 1 de enero de 2008

Si la separación judicial o divorcio es anterior al 1 de enero de 2008, no es necesario que la persona separada o divorciada cobre pensión compensatoria. Aunque sí debe cumplir unas condiciones:

-No pueden haber pasado más de 10 años entre el divorcio/separación y el fallecimiento de la pareja.

-La unión legal entre ambos debió durar un mínimo de 10 años.

-Han de existir hijos comunes o bien, que el beneficiario tenga más de 50 años en la fecha del fallecimiento.

Divorcios a partir del 1 de enero de 2013

Desde el 1 de enero de 2013, también pueden tener derecho a pensión las personas divorciadas o separadas judicialmente que no cumplan los anteriores requisitos siempre que:

-Tengan 65 años o más

-No tengan derecho a otra pensión pública

-El matrimonio hubiera durado un mínimo de 15 años.

¿Qué pensión me puede quedar?

La abogada Marga Pérez detalla que “la cuantía será el resultado de aplicar el 52% a la base reguladora (BR) que tuviera el fallecido”. De forma excepcional, sin embargo, podría ser del 70% si el viudo/a cumple con las siguientes condiciones:

  • Tiene cargas familiares, es decir, conviva con hijos menores de 26 años o mayores incapacitados o menores acogidos
  • Los rendimientos de la unidad familiar (incluidos los del pensionista) divididos por el número de miembros, no supera el 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en cómputo anual
  • La pensión de viudedad es la principal o única fuente de ingresos
  • Los rendimientos anuales del mismo no superen los límites legalmente establecidos

Dada la complejidad de los cálculos, lo más recomendable en este tipo de situaciones es consultar con un experto que nos facilitará la información necesaria y nos ayudará a comprobar sí cumplimos con los requisitos establecidos, así como la posible cuantía de la pensión.


Consulta otros capítulos de la ‘Guía legal para resolver pequeños conflictos’ :

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro