Quién se queda qué después de romper. Capítulo IV: Hipoteca

Rompes con tu pareja y ahora sí llegan los problemas y las dudas. ¿Quién se queda con la hipoteca? ¿Qué papel tiene el banco? ¿Qué importancia tienen los pactos privados? Con la ayuda de la compañía aseguradora especialista en Defensa Jurídica, ARAG, te sacamos de dudas.

En este caso la pareja (o ex pareja) dejan de ser dos para ser tres, porque el banco o financiera con el que tengan el préstamo hipotecario también es parte interesada, es decir, puede intervenir en el proceso.

Analizamos algunos posibles escenarios:

  • A y B tienen una casa en común con un préstamo hipotecario del que son cotitulares. A se queda la casa y asume el pago de la hipoteca, y B queda liberado de esa obligación.
  • A pesar de este acuerdo entre la pareja, el banco podría negarse a sacar a B de la hipoteca o le podría pedir a A un aval o garantías para poder sacar a B del préstamo. Si A no tuviera nada de eso, B quedaría como cotitular del préstamo hipotecario.
  • Otra forma de establecer un acuerdo entre la pareja sería un contrato privado. En él, se puede especificar que uno de los miembros asumirá el pago de la hipoteca y la venta de la mitad de la casa, ponemos por ejemplo que sea A.
  • Aún así, hay que tener presente que el banco podrá reclamar a los dos (A y B) el pago de la hipoteca. Si eso pasara, B (quién en principio no se hacía cargo de los costes de la hipoteca) podrá reclamar lo que haya tenido que pagar a A basándose en ese contrato privado.

Consulta otros capítulos de la ‘Guía legal para resolver pequeños conflictos’:

También te pueden interesar

Twitter

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro