¿Cómo puedo saber si soy beneficiario de un seguro de vida?

España dispone de un Registro de Seguros de Vida que permite saber si eres beneficiario en caso de muerte del asegurado

Hace poco más de 10 años casi un 10% de los seguros de vida quedaban sin reclamar, eso significa alrededor de 2,7 millones de euros que los beneficiarios de estas pólizas nunca cobraron.

Muchos de estos casos eran personas que nunca explicaron a sus familiares o amigos la existencia de un seguro de Vida. A veces por falta de comunicación pero también porque hay productos financieros que conllevan este tipo de seguros y ni los mismos clientes lo saben, hablamos de tarjetas de crédito, depósitos, acciones…

Ante esta situación de impotencia, pues no había un lugar donde acudir para preguntar si existían estos seguros y quién era el beneficiario, finalmente en junio de 2007 se creó el Registro de Contratos de Seguros de Cobertura de Fallecimiento.

A pesar de la gran utilidad de este registro, todavía son muchos los que desconocen su existencia, lo que les podría salir muy caro. Es el momento de conocerlo más a fondo:

Qué es el Registro de Seguros de Vida
Se trata de un registro público que depende del Ministerio de Justicia y al que puede acceder cualquier ciudadano. En él se almacena la información sobre los seguros de Vida con cobertura de fallecimiento y los seguros de Accidentes en los que se cubra la contingencia de la muerte del asegurado que se contratan en España. En concreto, se guardan los datos relativos a la persona asegurada, la entidad aseguradora y el contrato de seguro suscrito. Eso significa que en este registro solo se nos informará de si existe dicho seguro o no y con qué compañía se contrató.

Para conocer los datos del beneficiario/a, tendremos que contactar directamente con esa aseguradora y será ésta quien nos confirme si somos o no los beneficiarios, y las condiciones de la póliza contratada. Es importante saber que si finalmente no somos los beneficiarios, la compañía aseguradora no nos facilitará el nombre de la persona que sí lo es por cuestiones de protección de datos.

Pasos a seguir para hacer una consulta
En primer lugar deberemos presentar los siguientes documentos:

  • el Modelo 790 (disponible aquí)
  • el Certificado Literal de Defunción del titular del seguro expedido por el Registro Civil
  • el justificante de pago de una tasa de 3,74 euros.

La entrega de estos documentos puede realizarse por tres vías. La primera de forma online, para ello solo tenemos que acceder a la página del Ministerio de Justicia. También podemos enviar un correo ordinario al Registro General de Actos de Última Voluntad en Madrid. Y finalmente podemos presentarlos de forma presencial en el mismo Registro General de Actos de Última Voluntad o en alguna Gerencia Territorial del Ministerio de Justicia. Puede consultar el listado de sedes aquí. 

Limitaciones
La exigencia principal de este registro es que no se puede presentar una consulta hasta 15 días después del fallecimiento y hasta un máximo de 5 años más tarde (desde la fecha de defunción).

Porqué España es pionero en este tipo de Registros
Todo empezó con una mujer de Lleida, madre de tres hijos, que tuvo que consultar a más de treinta aseguradoras si su ex-marido, ya fallecido, tenía un seguro de vida y sus hijos eran los beneficiarios. Viendo el tiempo invertido y lo difícil que resultaba conseguir esa información, esta jubilada empezó a reclamar que las instituciones crearan un registro público al que acudir en casos como el suyo.

Su insistencia llegó al Gobierno y se inició la reparación de años de ignorancia y pérdida de mucho dinero para muchas personas. Tras meses de trabajo entre el Ministerio de Justicia y la patronal de las aseguradoras, Unespa, se logró poner en marcha el necesario Registro, convirtiendo a España en el primer país en tenerlo.

Una solución para prevenir este tipo de situaciones en las que la falta de información pueden jugar una mala pasada es tener un profesional de confianza que lleve un control de todos nuestros seguros y al que la familia pueda acudir en caso de fallecimiento.

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro