¿Puede el seguro imponerme el taller?

Los usuarios tienen generalmente derecho a elegir el lugar donde arreglar su vehículo

Con frecuencia, tras un accidente y con la necesidad de llevar el coche al taller de reparación, surge la duda de si el propietario del vehículo puede llevarlo donde quiera o si debe consultar con la compañía de seguros. La respuesta, en la mayor parte de los casos, es que el cliente tiene libertad para decidir dónde se va a reparar el coche. Únicamente cuando en las condiciones de la póliza se expresa de forma clara que hay que llevar el coche a algún taller concreto, estará el cliente obligado a seguir las indicaciones de la aseguradora y a ir algún taller de la red oficial.

Actualmente, muchas compañías especifican en la oferta de su póliza que el usuario tiene derecho a libre elección de taller. Es el caso, por ejemplo, de FIATC que en sus seguros de coche indican, por ejemplo en el apartado dedicado a los cristales, que “puedes elegir libremente el taller de reparación de lunas o dirigirte a uno de nuestros talleres donde el coste de la reparación se imputa directamente a FIATC”. Y bajo el epígrafe libre elección de taller, recuerda sin embargo que “TSPLUS es nuestra red de talleres de confianza que te ofrecerán asesoramiento y ventajas adicionales sin ningún coste añadido”. Es evidente que la compañía prefiere usar los talleres de su red oficial, pero no obliga a ello.

Este derecho por parte de los clientes quedó patente tras la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid de noviembre de 2016, que establece “el derecho a la libre elección de taller por parte del consumidor”, según interpreta la patronal del gremio de talleres Natram (asociación que engloba los talleres de reparación de España). El proceso judicial empezó en verano de 2015, cuando un usuario dejó su coche en un taller de su confianza para arreglar una serie de desperfectos. La compañía le dijo que debía llevar el automóvil a un taller concertado, ya que para decidir dónde lo llevaba debería haber contratado la opción de cobertura de libre elección de taller.

El tribunal explica en la sentencia que en la póliza del usuario, la libre elección de taller no estaba expresamente excluida. Además, indica que al tardar la parte demandada (la aseguradora) más de dos meses en enviar un perito para valorar los daños, no puede imponer que el vehículo sea reparado en el taller que la compañía decida. La asociación sostiene que el dictamen de esta sentencia evidencia que el derecho del consumidor a la libre elección del taller está amparado por la ley. Aniceto Guzmán, presidente de Natram, aseguró que “la libre elección del taller es un derecho incuestionable que debe prevalecer en todo momento”.

Aunque hay todo tipo de casos, actualmente en la mayor parte de las ocasiones el cliente no tiene ningún problema para elegir taller. Esto es la norma en segmentos como el de los vehículos clásicos, que sobrepasan la típica definición de medio de transporte. Gonzalo de la Puente, director de arte y clientes privados de Hiscox España, asegura que “un vehículo clásico representa para su propietario algo muy especial, tanto por la dedicación que requieren como por la pasión que despiertan. Por ello, en Hiscox consideramos los vehículos clásicos como verdaderas obras de arte, y como expertos en asegurar arte ofrecemos coberturas específicas para diversos riesgos a los que se exponen”.

Hiscox explica que en estos casos es fundamental la elección de talleres especializados en este tipo de vehículos y pone un ejemplo práctico. Uno de sus clientes iba a salir a pasear en su Rolls – Royce Phantom I de los años 30. Mientras realizaba una maniobra, la puerta del garaje se cerró accidentalmente y dañó el frontal del vehículo. Hubo que localizar piezas originales parala reparación y, además, el vehículo tuvo que ser transportado a un taller de Inglaterra para su restauración. Hiscox asumió todos los costes, que superaron los 35.000 euros.

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro