Pensiones, prueba superada (de momento)

La paga extra de Navidad ha puesto en entredicho una vez más el sistema de pensiones español. ¿Superará un nuevo año más?

El mes de diciembre ha puesto en un aprieto al Gobierno de España y el debate sobre el futuro de las pensiones se ha vuelto a poner en marcha. La paga extra de Navidad ha forzado al Ejecutivo a tirar una vez más de la famosa ‘Hucha de las Pensiones’ y de un Préstamo del Estado, provocando enormes críticas y una evidente preocupación por si será posible seguir pagando las pensiones del futuro.

Para situarnos, el tablero de juego está de la siguiente manera:

  • La Seguridad Social, quién se hace cargo habitualmente del pago de las pensiones, se ha visto duramente afectada por la crisis y la disminución de puestos de trabajo y por lo tanto, de cotizaciones (la parte proporcional de nuestro sueldo que se destina a la Seguridad Social). La consecuencia es que se recaudan menos ingresos y por tanto se dispone de menos dinero para pagar los gastos sociales.
  • La Hucha de las Pensiones o Fondo de Reserva es lo que el Estado ha estado ahorrando en años anteriores cuando los ingresos superaban los gastos (lo que podríamos llamar el Plan B). En 2011, esta Hucha contaba con cerca de 67.000 millones de euros, en estos momentos quedan poco más de 8.000 millones de euros. Esto implica que se ha gastado cerca del 80%, y que nos queda una cantidad que apenas daría para pagar una mensualidad de las pensiones de todo el país.
  • Préstamo del Estado. Al ver el declive del Fondo de Reserva, el Gobierno optó por buscar una alternativa para no agotarlo del todo. La opción a la que se recurrió fue un préstamo del Estado a la Tesorería General de la Seguridad Social, a 10 años y sin intereses, pero que habrá que empezar a devolver a partir del 2018. Este préstamo fue de 10.192 millones de euros y ya se ha usado gran parte para pagar las extras de las pensiones de junio y diciembre.

La situación por lo tanto es precaria, con una Seguridad Social ahogada por la crisis y la precariedad laboral, una ‘Hucha’ a las últimas y una deuda nacional. Es aquí cuando empiezan a plantearse alternativas al sistema público, por ejemplo, los planes de pensiones privados que ayudarían a complementar las mensualidades de los jubilados. Pero también se baraja una reforma del sistema, por ejemplo, adquiriendo el modelo sueco.

Los encargados de decidir cuales serán finalmente las soluciones a este problema que se agrava cada día más con el aumento del número de pensionistas, son los miembros de la Comisión del Congreso de los Diputados, el llamado Pacto de Toledo. Expertos del sector público y privado que llevan meses debatiendo posibles salidas a este rompecabezas nacional pero que de momento no han llegado a ningún acuerdo plausible. Sin embargo, la Comisión seguirá trabajando este 2018 con vistas a presentar una alternativa viable.

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro