Legítima defensa (The Rainmaker)

1997. Estados Unidos. 135 minutos. Drama judicial.
Director: Francis Ford Coppola. Guión: Francis Ford Coppola. Reparto: Matt Damon, Mickey Rourke, Danny DeVito, Jon Voight, Dean Stockwell, Danny Glover, Mary Kay Place, Claire Danes, Virginia Madsen y Roy Scheider.
Productora: American Zoetrope.
Presupuesto: 40 millones de dólares.
Recaudación: 46 millones de dólares.

Sinopsis: Rudy Baylor (Matt Damon), un joven abogado que acaba de licenciarse, se alía con un experimentado empleado de un despacho de abogados (Danny DeVito) para plantar batalla a una gran compañía médica de seguros. Inicialmente se hacen cargo del caso de un joven enfermo terminal, pero poco a poco se va complicando el proceso con ramificaciones inesperadas.

Lucha quijotesca

Coppola muestra la desigual lucha entre un joven abogado y una gran aseguradora, en la adaptación de un libro de Grisham

Francis Ford Coppola dejó su sello en este filme de encargo, basado en un best seller judicial de John Grisham. El oficio del director, unido a un reparto de actores más que notables, dio como resultado una película bien realizada y muy entretenida. Los seguros son protagonistas absolutos de la cinta, ya que la trama se articula en torno a la lucha entre una compañía aseguradora (que aparece como malvada) y un joven abogado que acaba de salir de la facultad y ha obtenido la licencia para trabajar. Matt Damon es el abogado de ficción que recibe la ayuda del personaje encarnado por Danny DeVito, un eterno aspirante a lograr la licencia para trabajar como abogado, pero que suspende el examen una y otra vez. No tener licencia no significa que no tenga unos grandes conocimientos, sobre todo en temas sanitarios y de seguros. El guión conduce al joven protagonista a concoer a un matrimonio cuyo hijo de 22 años, Donny Ray, está a punto de morir de leucemia. Una situación dramática que se podía haber evitado con un trasplante de médula que fue denegado por la compañía de seguros Great Benefits.

Sin duda, uno de los puntos fuertes de esta obra radica en la calidad interpretativa. Junto a Damon y DeVito destaca por encima de todos Jon Voight, un actor que ha ido ganando con la edad. El intermitente Mickey Rourke es un abogado sin escrúpulos, al igual que Voight. Los jueces están interpretados por los populares Dean Stockwell y Danny Glover. Otro veterano ilustre como Roy Scheider tiene también su cuota de protagonismo. Una todavía no muy conocida Claire Danes, como mujer maltratada, y Virginia Madsen, como testigo clave, completan un magnífico ejercicio de casting.

La crítica recibió la película con diversidad y una mezcla de elogios y frialdad, pese a que la presencia de Francis Ford Coppola como director y el hecho de basar el filme en un libro de John Grisham auguraban un gran éxito. De todos modos, la película fue bien valorada en general. El País señaló que “Coppola siempre es Coppola y es capaz, una vez más, de darle ese toque de elegancia que separa a un director de un magnífico director. Una interesantísima denuncia del poder que las grandes empresas poseen en Estados Unidos, la corrupción y la falta de valores”. Para Los Angeles Times, “Coppola ha infundido en ‘The Rainmaker’ suficiente humor, carácter, emoción honesta y estilo narrativo para convertirla en una de la películas más entretenidas del año”. The New York Times fue uno de los medios que más ensalzó la película. “Con un desfile de coloridas interpretaciones de un reparto constantemente sorprendente (…) ‘The Rainmaker’ es la mejor y más aguda pelicula de Coppola en años”. Para Variety “esta historia sobre un joven abogado sureño contra una malvada aseguradora desprende un irresistible atractivo a lo David y Goliat y resulta absorbente de principio a fin”.

También te pueden interesar

Twitter

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro