Los riesgos no previstos del patinete eléctrico

Un accidente con lesionados, daños en el patrimonio ajeno… Circular sin seguro con patinete eléctrico puede costarnos caro.

Te has comprado un patinete eléctrico para ir la trabajo o simplemente para pasear y de pronto te preguntas… ¿Estoy obligado a sacarme un seguro? De momento no, ya que todavía no hay una normativa estatal que lo regule pero algunos ayuntamientos, como el de Barcelona, sí que han comenzado a aprobar normas para poder circular con ellos y más pronto que tarde podría llegar a ser obligatoria la contratación de un seguro.

La Dirección General de Tráfico (DGT) no los considera ni vehículos ni peatones, los llama Vehículos de Movilidad Personal (VMP), y la regulación de sus normas de circulación depende de cada municipio.

Aunque de momento no te puedan sancionar por no llevarlo, hay que tener en cuenta que conlleva los mismos peligros que cualquier otro tipo de vehículo motorizado: puedes causar lesiones personales o daños materiales y caerá sobre ti la obligación de afrontarlos. Por ello, es muy recomendable que un profesional te asesore sobre los productos más indicados de entre este tipo de seguros, que normalmente cubren la responsabilidad civil, los daños en el propio vehículo y en el patrimonio ajeno, dan cobertura médica y te ofrecen asesoramiento jurídico. Además, algunos también te indemnizan en caso de robo del patinete, un percance cada vez más frecuente en las calles de nuestras ciudades por las reducidas dimensiones de este tipo de vehículos.

Su contratación también puede hacerse en el momento de la compra, ya que algunos comercios especializados disponen de un seguro asociado a sus patinetes eléctricos.

También te pueden interesar

Twitter

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro