¡Los datos de mi coche son míos!

GPS, móvil conectado, sistemas de asistencia en carretera, ordenador de a bordo… Nuestros vehículos, cada vez más inteligentes, recogen más y más datos. Pero, ¿dónde van esos datos y qué se hace con ellos?

La legislación de la UE establece que estos datos generados por nuestros vehículos deben tratarse como datos personales. Por lo tanto, corresponde a los conductores o propietarios decidir quién puede acceder a esa información y qué hacer con ella. Controlar esos datos puede permitir a los automovilistas beneficiarse de servicios innovadores, por ejemplo, diagnósticos remotos para reparaciones más eficientes o seguros mejor adaptados a sus características.

Sin embargo, según advierte Insurance Europe (la federación que reúne a las patronales aseguradoras europeas), los fabricantes de vehículos ya están desarrollando sistemas que los convierten en controladores únicos del acceso a estos datos. Este hecho también les permite decidir la cantidad y la calidad de la información que ponen a disposición de otros proveedores de servicios, lo cual, puede repercutir negativamente en los conductores ya que dificulta el desarrollo de nuevos productos y servicios competitivos.

En el caso del seguro, por ejemplo, el sector espera poder utilizar los datos del coche conectado para basar en ellos la resolución de siniestros. Pero no sólo eso: disponer de datos detallados y de calidad también le permitiría realizar un ajuste de precios más eficiente o avanzar en la concepción de productos y servicios innovadores. Todos esos planes dependen de su capacidad para contar con una información completa y de calidad.

#Data4Drivers

Por ello, para evitar que esos datos queden bajo la potestad de los fabricantes de los vehículos, Insurance Europe ha puesto en marcha la campaña #Data4Drivers. Esta iniciativa hace un llamamiento a los responsables políticos de la UE para que garanticen que sean los usuarios los que controlen quién puede acceder a los datos de su vehículo y con qué finalidad. La campaña pretende recoger las firmas para solicitar a la UE que controle estas prácticas y, además del soporte de la patronal europea de las aseguradoras, tiene el apoyo de Amice, la asociación europea de mutuas y cooperativas aseguradoras.

#Data4Drivers también ha lanzado una campaña en las redes sociales. Así, propone descargar una tarjeta de compromiso de la página web de la campaña y cargar una selfie con Twitter o LinkedIn, utilizando el hashtag #Data4Drivers.

¿Por qué es importante solucionar este asunto cuanto antes?

La federación de aseguradoras europeas recuerda que los fabricantes de vehículos ya tienen una gran ventaja competitiva. Así que, si no se lleva a cabo ninguna acción desde la UE, podrán continuar implementando sistemas que les otorguen el control sobre los datos de los vehículos y, por extensión, sobre qué proveedores pueden acceder a ellos y en qué condiciones.


Ver: Paga por lo que conduces

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro