Las mujeres trabajadoras, en mayor peligro

La precariedad laboral que sufren con mayor incidencia las mujeres las expone a más riesgo de lesiones, accidentes de trabajo y enfermedades profesionales

Coincidiendo con la celebración del Día Internacional de las Mujeres, este 8 de marzo, nos parece pertinente recordar que el trabajo femenino sufre mayor precariedad que el masculino, lo que está directamente vinculado a un mayor riesgo de accidentes, lesiones y enfermedades profesionales.

De hecho, Comisiones Obreras Madrid ha denunciado en un reciente informe la invisibilidad de este fenómeno y la discriminación que ellas sufren en la prevención de riesgos laborales.

Durante el 2016, se comunicaron un total de 1.673 partes de enfermedad profesional, de los cuales 980 correspondían a mujeres (58,6%). Las más frecuentes son las enfermedades musculoesqueléticas: tendiditis, teno sinovitis, síndrome del túnel carpiano…

Además, las lesiones osteomusculares, que están relacionadas principalmente con el trabajo, tienen una mayor prevalencia entre las mujeres y son causadas por movimientos repetitivos, posturas estáticas y el forzado de la agudeza visual para percibir detalles. A ello se une la falta de reposo como consecuencia de la combinación del trabajo asalariado y el trabajo en el hogar, que todavía cargan ellas en mayor proporción.

Por otro lado, las mujeres españolas están más expuestas que los hombres a los riesgos psicosociales, tienen menos control sobre los tiempos de trabajo y se encuentran con menos posibilidades de desarrollo.

Otros riesgos específicos que las afectan con mayor intensidad que a los hombres son el acoso sexual, la discriminación salarial en trabajos de igual categoría, el menor acceso a la formación y la promoción y la menor participación en la toma de decisiones. Además, muchos de los trabajos que implican la exposición a sustancias químicas están altamente feminizados (sectores como el téxtil, el calzado, la sanidad, la limpieza o la industria farmacéutica).

El hecho que se vean obligadas en mayor medida que los hombres a simultanear empleos y, consiguientemente, número de desplazamientos, también provoca mayor índice de accidentes in itinere en mujeres (60%) que en hombres (40%). En general, el número de accidentes de trabajo es mayor en las mujeres que en los hombres en la sanidad, los servicios sociales, la educación, la información y la comunicación, y en actividades financieras y seguros.

También te pueden interesar

Twitter

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro