Las 12 catástrofes más caras del siglo XXI

Gobiernos y compañías aseguradoras afrontan costes millonarios a causa de fenómenos naturales como terremotos, tsunamis o huracanes

Un 26 de diciembre el mundo presenció sobrecogido como un tsunami destruía una parte de la costa del océano Índico. Era 2004 y este brutal fenómeno meteorológico dejó un rastro de muerte (más de 230.000 personas perdieron la vida y 1,7 millones fueron evacuados) y destrucción. Los daños materiales fueron cuantiosos y gobiernos y compañías aseguradoras asumieron costes muy altos. En el siglo XXI ha habido por desgracia muchas catástrofes naturales que han tenido un impacto económico incluso más importante que el tsunami de Sumatra, que afectó a Indonesia, Sri Lanka, India y Tailandia principalmente.

En 2017, por ejemplo, se han visto en el Caribe dos de los huracanes más dañinos de la historia. El Harvey, que afectó especialmente a Texas, y el Irma, que impactó con fuerza en Florida, han recordado en muchos momentos al Katrina, que destrozó muchas ciudades del sur de Estados Unidos, entre ellas Nueva Orleans. Los efectos de estas catástrofes económicas revierten en parte en las compañías aseguradoras, que se hacen cargo de una parte de los costes de reconstrucción. En algunos casos, el impacto es muy grande. Munich Re, la mayor reaseguradora del mundo, reconoció este año que las tormentas de final de verano encabezadas por los ciclones Harvey e Irma eliminarían las ganancias del tercer trimestre y amenazarían gravemente la capacidad de la compañía de alcanzar el objetivo de beneficios marcado para este ejercicio.

Los cálculos efectuados para conocer el impacto económico de las catástrofes ocurridas desde el 2000 no son exactas, pero hay coincidencia en señalar el tsunami de Japón de 2011 y el huracán Katrina de 2005 como los que han causado unas mayores pérdidas económicas globales. Esto no siempre significa unos costes equivalentes para las compañías, ya que depende básicamente del número de bienes asegurados en la zona afectada. El Katrina causó 1.833 muertos, inundó 107.379 casas y provocó que la ciudad de Nueva Orlenas pasara de 455.000 habitantes a 386.000. Como dato curioso, ese año nacieron en Estados Unidos 1.326 niñas llamadas Katrina.

El terremoto y tsunami de Japón en 2011 fue devastador y provocó una psicosis mundial. Tras el terremoto, las autoridades japonesas alertaron del fenómeno y se lanzó una alerta de tusnami que afectó a muchos zonas del mundo, incluidos Nueva Zelanda, Australia, Rusia, Guam, Filipinas, Indonesia, Papúa Nueva Guinea, Nauru, Hawái, Islas Marianas del Norte, Estados Unidos, Taiwán, América Central, México, Alaska, Canadá, Sudamérica, Colombia, Perú, Ecuador y Chile.

También te pueden interesar

Twitter

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro