Guía para reclamar a Ryanair

La masiva cancelación de vuelos ha originado un alud de víctimas con derecho a indemnizaciones

Ryanair vuelve a estar en el centro de la polémica, esta vez a causa del gran número de vuelos cancelados en los últimos meses. Este hecho ha causado gran número de víctimas que no han podido viajar y, además, han sufrido daños colaterales como pérdida de noches de hotel, entradas a espectáculos o museos o coches de alquiler, entre otros.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha advertido a la compañía aérea que debe cumplir estrictamente con el artículo 5 del Reglamento europeo 261/2004, que establece que “las compañías deberán informar, de forma fehaciente, a los pasajeros de la cancelación, así como explicar los posibles transportes alternativos”. La OCU añade que los pasajeros tienen derecho a una compensación automática si no se les ofrece un transporte alternativo en determinadas condiciones.

El reglamento de la Unión Europea (UE) permite a las aerolíneas alegar sus motivos para evitar compensar a los pasajeros tras una cancelación, pero casi siempre están relacionados con causas de fuerza mayor, como condiciones meteorológicas desfavorables o riesgos para la seguridad. Según la OCU, “desde luego la voluntad de mejorar con la puntualidad que ha alegado Ryanair no se encuentra dentro de estos supuestos”.

Ante la cancelación del un vuelo, el pasajero tiene derecho a una compensación automática que no excluye que pueda pedir otras indemnizaciones por daños individuales demostrables. Por ejemplo, según señala la OCU, si la cancelación se realiza para un viaje programado para dentro de dos semanas o más, Ryanair estará obligada a reembolsar el importe del billete; si notifican la cancelación entre 7 y 14 días antes de la hora de salida prevista, el viajero tiene derecho a una indemnización automática si la línea aérea no ofrece un transporte alternativo que permita salir con no más de dos horas de antelación a la salida prevista y permita llegar al destino final con menos de cuatro horas de retraso respecto a la hora prevista; y si la notificación se produce con menos de siete días de antelación, el perjudicado tiene derecho a la indemnización automática a no ser que la compañía ofrezca tomar otro vuelo que salga con no más de una hora de antelación respecto a la hora prevista y garantice llegar al destino con menos de dos horas de retraso.

La OCU anuncia que si Ryanair no cumpliera con sus obligaciones, existen unas compensaciones automáticas, en función del tipo de vuelo y destino.

  • 250 euros para vuelos de hasta 1.500 kilómetros.
  • 400 euros si se trata de un viaje en la UE de más de 1.500 kms. y para los demás vuelos de entre 1.500 y 3.000 kms.
  • 600 euros en el caso de trayectos de más de 3.500 kms.

También te pueden interesar

Twitter

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro