Guerra sin cuartel por el seguro del coche sin conductor

Google llega a un primer acuerdo con la start-up Trov para asegurar su flota de vehículos autotripulados

Waymo, filial de Alphabet (holding que agrupa las empresas de Google), ha confiado en la start-up Trov como proveedora de los seguros para su flota de coches sin conductor que ya circulan por algunas zonas de Estados Unidos. El 24 de enero pasado, el estado de Arizona otorgó permiso a Waymo, para que operara como una empresa de redes de transporte, despejando el camino para que pueda comenzar a implementar un servicio de coches autotripulados durante 2018. La implantación masiva de los vehículos que no precisan de conductor humano es una gran oportunidad para las compañías aseguradoras, ya que con una sola negociación podrán cerrar miles de ventas de pólizas, mientras que ahora deben negociar con cada propietario de un automóvil.

La compañía integrada en el ecosistema de Google ha estado probando sus vehículos autónomos en el área de Phoenix desde comienzos de 2017 y en abril ya permitió a algunos usuarios probar el servicio sin coste alguno. El permiso que acaba de recibir le permitirá comenzar a cobrar. La compañía asegura que planea lanzar un servicio de transporte sin conductor en “varias ciudades estadounidenses” para finales de este año, lo que significa que probablemente este lanzamiento en Arizona sea el primero de varios en los próximos meses.

Trov, por su parte, es una compañía joven que permite a los usuarios comprar seguros para productos específicos y por un determinado tiempo a través del teléfono móvil. Los usuarios pueden activar y desactivar el seguro con un solo clic y también presentar reclamaciones a través de la aplicación. Trov vende el seguro, administra los pagos y toma un porcentaje de la prima, al tiempo que se apoya en grandes aseguradoras como socios para la suscripción y para tener las licencias reglamentarias necesarias. En 2017, la aseguradora MunichRe lideró una inversión de 45 millones de dólares en Trov. La aseguradora japonesa Sompo Holdings también se unió a la ronda de inversiones encabezada por la reaseguradora alemana, elevando la inversión total en Trov a 85 millones de dólares (79,7 millones de euros).

Una vez que se lance, Waymo tiene todos los números para convertirse en la primera compañía en ofrecer un servicio de transporte en coche autotripulado en los Estados Unidos. La compañía no ha dicho si comenzará a ofrecer viajes a los consumidores sin un conductor de respaldo detrás del volante, pero ya ha estado probando en las vías públicas vehículos sin conductores. Otras compañías han implementado servicios piloto parecidos, pero todos han sido operados por automóviles que todavía tienen un conductor dentro para tomar el control del automóvil en caso de emergencias. Uber, por ejemplo, ha tenido sus vehículos autónomos recogiendo pasajeros como parte de su flota en Pittsburgh desde el otoño de 2016. NuTonomy, una startup por Aptiv (anteriormente Delphi), hizo circular sus coches autónomos en Singapur y ahora está llevando a cabo una prueba de servicio de taxis autónomos en Boston a través de la plataforma Lyft.

También te pueden interesar

Twitter

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro