Freno a la banca

El nuevo anteproyecto de ley limita la venta cruzada de seguros e intenta aumentar la protección al consumidor

La venta de seguros por parte de las entidades financieras va a ser más transparente. El anteproyecto de ley de distribución de seguros que el Gobierno ha aprobado incluye nuevas exigencias a la venta cruzada de pólizas. La nueva normativa sigue las directrices de una directiva europea y ahora ha de ser aprobada por el Parlamento español. El objetivo es limitar la venta cruzada de seguros y proteger al consumidor ante la situación de superioridad que suele tener el banco cuando tiene que decidir si concede una hipoteca o cualquier otro producto financiero. A partir de ahora, la banca tendrá la obligación de informar a su cliente del coste exacto de cada póliza.

Durante la crisis, los bancos han conseguido ingresos adicionales gracias a sus filiales de seguros. La venta de productos tradicionales como créditos hipotecarios o préstamos a particulares y empresas entró en una fase de escasez y los seguros pasaron de ser un producto complementario a ser uno de los más vendidos en las sucursales bancarias. Esto ha dado pie a algunos abusos porque las pólizas se utilizaban a veces como parte de un pack indivisible: para lograr que el banco aprobará una operación, el cliente tenía que dar su visto bueno a la contratación de algún seguro, pese a que en muchas ocasiones el precio estaba por encima del precio de mercado y se podía adquirir en mejores condiciones acudiendo a un profesional de la mediación.

La nueva ley busca limitar los abusos, algo que ya se consiguió parcialmente con la nueva ley hipotecaria que limita la extendida práctica de vincular la concesión de hipotecas a la contratación de un seguro, y exige a los bancos que informen al cliente de la posibilidad de contratar la póliza con la aseguradora que deseen. El espíritu de la ley está inspirado en una directiva europea que pretende transparencia absoluta en la relación entre las entidades financieras y los consumidores. Por eso, el anteproyecto de ley utiliza por primera vez el concepto de ventas cruzadas y obliga al distribuidor de seguros a informar al cliente, cuando el contrato de seguro se ofrezca conjuntamente con servicios o productos complementarios, “si los distintos componentes pueden adquirirse separadamente”. Adicionalmente, el banco ha de aportar justificantes de los costes y gastos de cada módulo del producto que ofrecen.

Diversas asociaciones de corredores han denunciado repetidamente que los bancos abusan en ocasiones de su posición de privilegio ante su cliente para venderle seguros a precios por encima de los del mercado. Se trata de una práctica abusiva que deja en una posición de indefensión tanto a corredores como al cliente final.


Ver: ‘A qué no podrán obligarte los bancos a partir de este año’
¿Puede el banco obligarme a contratar un seguro?

También te pueden interesar

Twitter

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro