Cuando nadie te quiere asegurar

La cooperativa Las Marismas de Lebrija no ha cobrado todavía la indemnización por un incendio y además tiene dificultades para encontrar una compañía que la quiera asegurar

Lebrija ha tenido en los últimos compases de 2017 una cierta notoriedad. A finales de diciembre tuvo la suerte de ser la ciudad donde se vendió el quinto premio de la lotería de Navidad. Una noticia que ayudó a paliar un poco el desatre que vivió la cooperativa Las Marismas de Lebrija, cuando sufrió un importante incendio el pasado 15 de octubre. Dos meses después todavía no ha recibido ningún pago por parte de sus dos compañías aseguradoras, que se hallan en pleno proceso de determinar qué cantidad les corresponde pagar a cada una de ellas en concepto de indemnización. En el incendio de la nave industrial se quemaron unos 15 millones de kilos de algodón y la cooperativa estima que los daños ascienden a unos ocho millones de euros. Con el incendio se ha perdido una tercera parte de la producción anual.

Al tratarse de un siniestro importante, es posible que los peritos (técnicos que evalúan los daños) no hayan acabado su trabajo. La legislación indica que la compañía está obligada a pagar la indemnización al término de las investigaciones necesarias para establecer el importe de los daños. En cualquier caso, la compañía deberá efectuar en un plazo máximo de 40 días a partir de la fecha de declaración del siniestro, un primer pago a cuenta.

Juan Sánchez, presidente de la cooperativa, explicó a varios medios que teme que las aseguradoras solo quieran pagar un máximo de 4,5 millones de euros y que todavía no han cobrado nada porque las compañías se hallan discutiendo qué cantidad le corresponde a cada una. Al estar asegurado el riesgo a través de dos compañías hay concurrencia de pólizas y la ley obliga a determinar, en función de la modalidad de cada póliza, la cantidad que corresponde abonar a cada una.

Lo peor del caso es que, además de no cobrar, la cooperativa debe renovar a final de año la póliza, pero no encuentra ninguna compañía que quiera dar este servicio. Y sin seguro no pueden empezar la campaña de 2018 que incluye la siembra en primavera y la recolección en septiembre. Actualmente la cooperativa da trabajo continuado a 200 personas durante todo el año y hasta 900 durante las campañas de siembra y recogida del algodón. La cooperativa se ha reunido con el consejero de Agricultura de la Junta de Andalucía, que ha prometido interceder para conseguir una compañía que se haga cargo del seguro para 2018.

La cooperativa podría solicitar a las dos compañías que le aseguran actualmente una ampliación temporal de, por ejemplo, un mes para poder iniciar el año con actividad y tener más tiempo para contratar la póliza definitiva. En cualquier caso, es muy importante en el caso de siniestros de gran magnitud nombrar un perito de parte para que defienda los intereses del asegurado frente a los técnicos de las compañías.

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro