Lotería a prueba de mangantes

Quién no ha bromeado con quedarse con el bote de la lotería y desaparecer. Aunque en la mayoría de los casos esto solo es una gracia, mejor estar seguro que nadie se llevará nuestra parte del premio. A continuación te explicamos con la ayuda de ARAG cómo compartir nuestro décimo de la forma más segura para que la única sorpresa que tengamos el día 22 sea la del Gordo de Navidad.

Antes de pagar, comprueba que es auténtico
Si compramos nuestro décimo en una Administración física podemos comprobar que es un lugar autorizado a través de la web loteriasyapuestas.es. En el caso de comprarlo por internet, tal como explica Miriam Montero, abogada de ARAG, “debes asegurarte de navegar por una web segura ya que hay mucho fraude. El sitio web debería tener, al menos, un nombre o razón social, NIF o CIF del titular, dirección completa, número de teléfono y correo electrónico donde nos podamos dirigir, y en caso de duda es mejor abstenerse de comprar”. Una vez finalizada la compra online es aconsejable guardar los emails de confirmación y, si puede ser, también capturas de pantalla de la compra.

Compartir un décimo por Whatsapp es legal
Según Loterías y Apuestas del Estado (LAE), tres de cada cuatro españoles que compran lotería lo hacen compartiendo el número con otra persona. Y con el avance de las nuevas tecnologías, cada vez es más común hacerlo a través de Whatsapp. Miriam Montero, abogada de ARAG, explica que “es legal utilizar esta vía pero toda prevención es poca” y recomiendo seguir una serie de consejos:

  • Identificar a todos los miembros del grupo de Whatsapp, mejor si aparecen el nombre y apellidos de la persona con la que compartiremos número.
  • Hacer una captura del décimo asegurándonos que se ven el número de serie, la fracción, código, etc
  • Indicar la cantidad de dinero o porcentaje que ha aportado cada persona del grupo por la compra del décimo.
  • Sería recomendable reenviar la conversación por correo electrónico

Cómo cobrar el décimo premiado
En primer lugar hay que recordar que si compartes un décimo premiado y la otra persona lo cobra sin contar contigo podría estar cometiendo un delito penal. Lo mismo pasaría en el caso de la falsificación.

Dicho esto, si el premio es inferior a 2500€ el beneficiado puede cobrar el dinero en la misma Administración de Lotería. Si la cantidad es igual o superior a 2500€, el ganador tendrá que dirigirse a alguna de las entidades financieras concertadas con Loterías y Apuestas del Estado. Importante es saber que los bancos no pueden cobrarnos ninguna comisión o recargo por este cobro. Si lo que tenemos son participaciones ganadoras, deberemos acudir al lugar donde las hayamos comprado.

¿Debo declarar el premio?
Si el importe es inferior a 2500€ estará exento de tributación, pero si es igual o superior se retendrá un 20% como impuesto de la renta. Aún así, la abogada de ARAG explica: “desde 2013 ya dan el líquido directamente habiendo practicado la retención, así que no hará falta incluirlo en la declaración de la renta, aunque sí los rendimientos de la cantidad económica, ya sea por los intereses que genera el dinero ganado en tu banco o en inversiones realizadas con el importe ganado”.

Qué hacer si el décimo se ha deteriorado
“Depende de lo deteriorado que esté, tiene solución aunque no es un proceso fácil”, explica la abogada de ARAG y añade las distintas vías para poder reclamar: “primero se debería informar a Loterías del Estado, a través de la solicitud de pagos de premios, para que lo autentifiquen. Allí harían pruebas, y en caso de duda, lo llevarían a La Casa de la Moneda y Timbre para comprobar su autenticidad por ejemplo a través de la tinta, y cerciorarse así que no sea ninguna falsificación. Pero todo depende de lo que se haya quedado deteriorado para que sea posible hacer una peritación. Si en La Casa de la Moneda y Timbre lo ven todo correcto, autorizarán el pago del premio sin ningún tipo de problema”.

También te pueden interesar

Twitter

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro