Cada segundo, un ciberataque

España sufre alrededor de 150.000 ataques diarios a equipos informáticos, de los que un 15% son móviles y tabletas

Contratar un seguro para cubrir los posibles efectos de un ataque cibernético ya no es una excentricidad, sino que se ha convertido en una necesidad para empresas y particulares. Los datos del Instituto Nacional de Ciberseguridad son preocupantes. Según este organismo, entre 100 y 200.000 equipos informáticos son atacados en España cada día. Una cifra que deja bien claro que casi toda la población está expuesta, ya que prácticamente la totalidad de ciudadanos españoles posee algún equipo informático, entre los que se incluyen teléfonos móviles y tabletas.

Los teléfonos inteligentes reciben el 15% de esos ataques, lo que representa unos ocho millones de intentos de violar la seguridad del aparato. En total, cada segundo se produce de media más de un ataque contra diversos equipos informáticos españoles para un total que supera los 50 millones al año incluyendo todo tipo de equipos: ordenadores personales, teléfonos, tabletas, televisores, impresoras, servidores…

La conciencia de tener riesgo de ser objeto de estos ataques ha ido aumentando por lo  que se refiere a los ordenadores personales, pero en cambio no existe tanta precaución con los teléfonos móviles. En España hay alrededor de 56 millones de líneas móviles. El número de ataques a los dispositivos móviles se ha duplicado en España en el último año.

Para minimizar las posibilidades de éxito de los hackers, hay una serie de consejos básicos que debemos seguir. El primer hábito necesario es el de elegir una contraseña con un grado de dificultad alto. Un hacker experimentado puede descifrar prácticamente cualquier código, pero elegir cuatro cifras repetidas, poner el típico 1234 o la fecha de nacimiento es ponerlo demasiado fácil.

Otra precaución a tener en cuenta es la de evitar la utilización de redes inalámbricas abiertas y de las que desconozcamos su propiedad. A través del wifi se produce un intercambio de información con nuestro móvil y, en ocasiones, este intercambio puede ser malicioso. También ayuda el hecho de tener siempre actualizado el teléfono, con la última versión del sistema operativo proporcionado por el fabricante. Tanto iOs como Android son dos sistemas que se actualizan muy frecuentemente y que en la mayoría de ocasiones incluyen nuevas medidas de seguridad.

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro